Home

2 de julio de 2012

Yo Soy

Publicado por nea el 2 de julio de 2012
 
Yo soy
Cuando miro atrás, nada de lo que miro importa. Cuando miro hacia adelante, nada de lo que miro existe…

…supe que había penetrado en los adentros de mi subconsciente cuando el sutil abrazo de la noche me envolvía de pronto y la mansa lluvia caía sobre mi rostro obligándome a moverme y buscar refugio. Caminé errante por los pasajes secretos de mi propia alma sin saber donde resguardarme, sin saber realmente lo que estaba buscando. Y comenzaron a hacerse presentes la suprema oscuridad y el miedo. Demonios incorpóreos (que eran yo mismo) surgieron de las paredes y acosaban ferozmente mis sentidos, sus formas, sus olores, sus voces, me recordaban el pasado y me preocupaban del futuro, entonces corrí por varias cuadras en medio de la lluvia persistente sin encontrar consuelo ni techo. Perseguido, huí durante días que se hicieron meses, que se hicieron años, huí por tanto tiempo que me pareció haber estado huyendo desde siempre. Ya en mi cansancio y con las piernas desfallecientes, atine a caer de rodillas sobre suelo encharcado cerré los ojos y tapé mis oídos con las manos tratando de protegerme del asedio intangible de mi mismo. Intenté despertar, intenté que todo fuera un sueño y grite mil veces ¡Ya basta! hasta que mi voz debilitada se fue apagando y se convirtió en un gemido ahogado en la lluviosa oscuridad de la noche...

…mis huesos tiemblan y mi corazón esta quebrantado ante el dolor de sentirme abandonado por tí…

Reflexiono sobre esto ahora, mientras contemplo la refulgente luna llena a través de mi ventana y le doy callados sorbos a mi taza de cocoa. Recuerdo como esa vez, en medio de aquella oscuridad obstinada, fue la mano salvadora de un niño (que era yo mismo) la que se posó sobre mi hombro e hizo que me invadiera una tibia sensación de bienestar que expulsó a los demonios hasta el confín mismo de la temporalidad desde donde esperan expectantes el momento de volver a salir. Cuando alcé la vista pude ver el tierno rostro de mi superconsciente, frágil y todopoderoso a la vez, me sonreía y yo pensé que moriría, porque eso fue lo que se me había dicho que pasaría toda vez que estuviese cara a cara con la divinidad…

… nunca estuvimos separados, nunca…

Entonces me di cuenta de que siempre puede ser uno conmigo mismo. Fui consciente. Fui subconsciente. Fui superconsciente y el tiempo… el tiempo no fue más. Me erguí sobre mis piernas fortalecidas y la oscuridad junto con la lluvia como un motón de hojas arremolinadas al viento se alejaban hasta no dejar rastro, en tanto que la luz comenzaba a invadirlo todo, y yo era la luz (así como fui la oscuridad), era yo, siempre fui yo…

…Yo Soy…

Hay un gato negro en el tejado del frente, cada noche viene a visitar a su novia y ambos hacen tanto ruido que a veces no me dejan dormir. Él esta allí ahora, nada le importa, nada le preocupa, él simplemente es, él simplemente está. Lo contemplo y no puedo evitar sentir su presencia como un reflejo de mi mismo, por que yo también soy una criatura atrapada en el presente, y así como él, tengo la firme intención de quedarme aquí por siempre.

…mientras estés en el aquí y el ahora, sabrás de que somos uno, porque Yo habito en el presente…

MenuFooter

PreFooterBlack

Home
+ para leer
Newsletter
Date de alta para recibir las actualizaciones de NEA en tu correo electrónico.

Disclaimermenu

NEA@2013 :: Diseño por NEA