Home

22 de julio de 2010

¡¡¡Maldito Linterna Verde!!!

Publicado por nea el 22 de julio de 2010
 
linterna verde cochabamba...la camarera más linda que estos ojazos tapatíos habían visto. Un cuerpo de diosa que parecía esculpido a mano, una piel blanca como la nieve, un rostro adornado con ojos color azabache, una narizita pequeña y una boquita roja como una fresa rogando por ser probada, todo coronado con una larga cabellera tan negra como mi conciencia que llegaba hasta su perfectamente torneada cintura...
¡¡¡Maldito Linterna Verde!!!
Hay ocasiones en las que el deseo le puede ganar a la realidad, entonces un manto de fantasía se deja caer sobre nuestras cabezas y dejamos de ver, excepto lo que queremos...
Recuerdo una visita que hice a la hermosa Cochabamba en mis años de universitario. Asistí a un congreso informático que la CCBOL organizó para la gente de mi carrera en todas las universidades del país y me hospede en el departamento de una amiga que vivía allí. Era mi última noche en la "llajta" y mi amiga Karen (así la vamos a llamar), me llevó a un pub llamado "Comic". Pintoresco lugar, las paredes estaban decoradas con dibujos de súper héroes de historietas, un bar y un

escenario en el que tocaba una banda llamada rho, h4o, pko, o algo así, tocaban música comercial. Llamaron mi atención un par de lucecitas que formaban parte del decorado, parpadeando de forma asíncrona, casi hipnótica. El portón y las amplias ventanas que daban a la terraza y a la avenida estaban totalmente abiertas para dejar que el maravilloso clima cochabambino invada el local. Después de acomodarnos en una de las mesas se nos trajo la carta con una lista de tragos alusivos al los nombres de los súper héroes. ¡Yo pedí un "linterna verde"!.

Pasaron como diez minutos de animosa conversación entre Karen y yo cuando mi visión se vio deslumbrada por la repentina aparición en nuestra mesa de uno de los más bellos ángeles de la creación (ole!), cuyo resplandor se traducía en la camarera más linda que estos ojazos tapatíos habían visto. Un cuerpo de diosa que parecía esculpido a mano, una piel blanca como la nieve, un rostro adornado con ojos color azabache (nada que ver con Platero), una narizita pequeña y una boquita roja como una fresa rogando por ser probada, todo coronado con una larga cabellera tan negra como mi conciencia que llegaba hasta su perfectamente torneada cintura (grrrr!). Escuche su sexy tono de voz peguntando si queríamos pedir algo más, Karen respondió que no por el momento, mientras que yo solo pude emitir un débil "bbaa...", pues mi cerebro se había embotado con el movimiento de sus labios y en el rico olor a coco y vainilla que despedía su cabello.

Cuando la camarera se empieza ha alejar de la mesa no puedo evitar contemplar su gloriosa y firme retaguardia que al caminar adquiere un ritmo mas hipnótico que el de las lucecitas parpadeantes del local, - ¡que cosas!- pienso para mis adentros, - podría colgar mi chamarra en ese trasero tan firme! -, de pronto me doy cuenta que la palma extendida de Karen hace movimientos frente a mis ojos sacandome de mi letargo, - ¡cerrá la boca! - me dice, - vas ha inundar el local con tu baba! -.

Reanudamos nuestra conversación (tuvo que recordarme de que estábamos hablando), llego un punto en el que solo veía la boca de Karen moverse y reír, pues el 99% de mis sentidos estaban concentrados en ver a la camarera de reojo -la verdad es que es toda una belleza...-, sigo pensando mientras la observo trabajar atareada- que bien le queda esa remera negra casi ajustada..., la chica se afana en ir de mesa en mesa, y claro, con tanto afán la remera se le pega una barbaridad, marcando el contorno de su personalidad! Bueno, bueno, - pienso divertido, - corrijo -, mas que solo una belleza, es todo un avión!, y de lujo!, y ese Jean blanco le ajusta perfectamente... aunque..., mejor hubiera preferido una faldita corta, estando en Cocha... el calor y todo eso... pero bueno... es igual.

La camarera camina hasta desaparecer en un cuartito oscuro y yo aprovecho para poner un poco más de atención a mi amiga,
  • - Oye Ruddy, llegaron unos amigos a la mesa de afuera, vamos?, quieres que te los presente?
  • - mejor no, pero ve tú ha saludarlos
  • - ya!, espérame un cachito, ya vengo, pedite otro trago!
  • - ok
La camarera aun no salía de aquel cuartito oscuro, entonces distraje la mirada hacia el fondo de mi vaso:

- mmm... "linterna verde" hu?, ... ‘ta bueno... - pensé mientras tomaba sorbos - ...un poco fuerte... algo dulce...adormecedor... y ... ¡ya no siento la cara! ,...-

...casi me pierdo en un ligero sopor viendo los dibujos de súper héroes en las paredes del local y tratando de responder a la gran interrogante: ¿Superman le ganara a Flash?..., cuando reacciono noto que la camarera ya había salido del cuartito y me miraba fijamente mientras se apoyaba en la barra. Quiero avivarme y en un intento de hablarle bebo de un seco mi "linterna verde" para llamarla y pedir otra cosa (quizá una bati-chicha o algo así), entonces le hago una bati-señal y ella viene hacia mi mesa con un contoneo sexy, como una leoncita coqueta...
  • - Hola, que se te ofrece?, - me preguntó mientras yo hacia un esfuerzo por no embobarme nuevamente-
  • - u...un trago mas, me muestras la carta?
  • - aquí esta, pero solo hay tragos sueltos, ya no jarras ni botellas por que ya vamos ha cerrar
  • - cerrar?, tan temprano?
  • - ya van ha ser las tres (de la mañana), ya casi todos se han ido incluso tu amiga!
  • - yaaa! (se me sale el paceño), no, esta afuera!... o no?
Grande fue mi sorpresa cuando me dí cuenta de que Karen se había hecho gas con sus amigos, tal vez se había enojado por no prestarle mucha atención, esto se me hizo extraño tanto como ver que el local estaba casi vacío,
  • - Bueno - dije, - ni modo, si ya van ha cerrar entonces tráeme nomás la cuenta (mi idea era ir a llamar a Karen al celu... ¡donde me iba a quedar ha dormir esa noche!)
  • - pero no te apures - me dijo, - todavía no cerramos, ya que te han abandonado, yo te invito el ultimo trago!
  • ...( je je je)...
  • - Meta!, gracias, que buena honda!
La chica sirve dos copas de tequila, se acomoda frente a mí al otro lado de la mesa y sin más me dice:
  • - Tú eres de La Paz?
  • - se nota mucho?
  • - la forma de expresarte
  • - seee!, somos una sensación!
  • - y... que tanto me veías toda la noche? - mientras bebe un sorbo de tequila
La pregunta me pilla por sorpresa, me sonrojo y antes de contestar ella ríe:
  • - Jaja, no te pongas rojo, te lo pregunto porque hasta tu novia te ha dejado de tanto que me mirabas
  • - ella no es mi novia, es una amiga que me esta hospedando aquí
La camarera me sonríe y casi como sin querer se inclina levemente sobre la mesa mientras juega con sus cabellos, la ajustada camiseta se le abulta y el contorno de su personalidad escapa de la fina tela mostrándome la delicada lencería que los protege.
Apuro un trago nerviosamente mientras ella me mira, y de pronto me dice:
  • - Entonces supongo que no le importará que me acompañes un ratito!
  • - ...ss...?, si... no... no te preocupes...
  • Me sonrojo más.
se inclina más hacia mí e incitante me dice:
  • - Me acompañas afuera y bailamos un poco
  • La chica deja caer sus últimas palabras mientras juega con su pelo.
Alzo las cejas asombrado, - es mi día de suerte, esta chica es práctica! - pienso, -¡viva Cochabamba mayllapipis! - tomo un sorbo de tequila, la camarera me mira fijamente y sonríe:
  • - Vamos?
Me jala de la mano logrando que me pare (que yo me pare) y con un trotecito juguetón me lleva hacia afuera. Sonríe complacida y toma mis manos para rodear su cintura con ellas y después colgar sus brazos en mi cuello
Por un instante nos balanceamos al ritmo de la suave música de fondo, mirándonos a los ojos, ella: serena morena, y yo: poniendo todo mi empeño para disfrazar mi nerviosismo...
  • - No me contestaste, que tanto era lo que me mirabas? - me pregunta con la mirada clavada en mis ojos-
  • - te miraba... y meditaba en el profesionalismo que pones cuando trabajas!
  • - si claro!,
  • - jaja, de veras
  • - jaja si, esta bien, allí lo dejaremos
  • - fiuuu! gracias
  • - si... y que haces en Cochabamba?
  • - asistí a un congreso universitario que terminó ayer
  • - un congreso?, y que estudias?, - su mano derecha desenvuelve mi cuello para posarse en mi pecho -
  • - heee.....- me quedo con la mirada pérdida tratando de recordar que carajos era lo que estudiaba -
  • - que, no te acuerdas?? - su mano continua bajando hacia mi abdomen, lugar de mucha sensibilidad para mi, provocándome una reacción de cachorro cuando le rascan detrás de la oreja, la cual yo contengo como puedo -
  • - Sistemas, Ingeniería de Sistemas... si!, eso es lo que estu..u..udio!...
  • - desmemoriados los paceños!, y hasta cuando de quedas?
  • - ya mañana por la mañana me voy
  • - tu última noche acá! - sus ojos picaros ahora decorados con una sonrisita diabólica y sus dedos comienzan a descender mas abajo de mi abdomen, para detenerse en el borde de mi cinturón y luego volver a subir -
  • - no te gusta perder el tiempo verdad? - le pregunto (mera formalidad)-
  • - para que las vueltas, además, mañana te vas
  • - no, si no me estoy quejando!
  • - ya lo creo que no! - ella aplica fuerza con el brazo que aún envuelve mi cuello, para acercar mi rostro al suyo, inmediatamente siento su delicioso aliento a tequila y "Beldent Polar inlove" ¡inconfundible! -
  • - quieres pasar una noche inolvidable?- me pregunta con una voz susurrante y sexy, mientas sus dedos se desplazan contoneantes en mi abdomen, provocando que mi respiración suene mas agitada, ¡la chica sabia exactamente lo que hacia!-
  • - ya estoy pasando una noche inolvidable!- le contesto
  • - bueno, podemos hacerla mas especial aún... - ella cierra sus ojos delicadamente y sus labios acusan acercarse a los míos, yo ni corto ni perezoso me dispongo a recibirlos cerrando también mis ojos, cuando de pronto....
...resuena una voz con eco "del mas allá" que se va aclarando poco a poco...
  • - Ruddy?, Ruddy???, ya pues!, en que planeta estas???, mis amigos, te quieren conocer, quieren que vayamos a un boliche con ellos, despabílate!!! todos nos están viendo!!!
  • - ya, ya, Karen!, no me pegues...
Las sensaciones volvían, mi reloj marcaba las once de la noche y de mi trago ya no quedaban ni los hielos. La camarera nunca salió de aquel cuartito oscuro, y yo hice un gran ridículo al levantarme de la mesa sin percatarme de la tremenda tienda de campaña en mis pantalones... !!!!MALDITO LINTERNA VERDE!!!!!
KANSAS - DUST IN THE WIND


MenuFooter

PreFooterBlack

Home
+ para leer
Newsletter
Date de alta para recibir las actualizaciones de NEA en tu correo electrónico.

Disclaimermenu

NEA@2013 :: Diseño por NEA