Home

4 de julio de 2009

The Killing Joke

Publicado por nea el 4 de julio de 2009
 
«Hola. Vengo a hablar. He estado pensando últimamente, sobre tú y yo. Sobre lo que va a ocurrirnos al final. Nos mataremos el uno al otro ¿verdad? Puede que me mates. Quizás te mate yo, antes o después. Sólo quería sentir que había intentado hablar las cosas y evitar que ocurran. Por una vez. ¿Me oyes? Estoy hablando de la vida y la muerte. Quizás mi muerte... quizás la tuya. No entiendo por qué nuestra relación debe ser tan fatídica. No quiero tu muerte en mis manos.»
Esta particular versión del hombre murciélago y su sonriente archirival fue escrita hace ya más de 20 años por Alan Moore con la colaboración artística de Brian Bolland. Inicia con la frase de un chiste: “Había una vez dos tipos en un manicomio... ”. Al mas puro estilo Moore, la historia va por lo crudo y lo profundo centrándose en la relación amistad-odio entre Batman y el guasón. Establece un posible origen del criminal maquillado quizá justificándolo un poco pero sin extirpar su brutalidad y salvajismo frente a un Batman al que parece complementar en una ambigüedad tan opuesta y paradójica como el día y la noche. Y al decir complementar me refiero justamente a la necesidad mutua que ambos personajes desarrollan con el paso de los años, es decir, no existe un villano como el guasón para hacerle frente a Batman y no hay un héroe como Batman para detener al guasón. Todo esto parte del profundo conocimiento que tienen uno del otro y al final Moore parece plantear una torcida y no declarada pseudos-amistad entre dos seres que viven atormentados por similares demonios, que se reconocen a si mismos en el rostro del otro, y que a la vez son tan opuestos que su irremediable destino es el de destruirse. De hecho en el desenlace se ve al guasón carcajeándose como es habitual, frente a un Batman que termina acompañándolo en las risas, ambos reconociéndose como habitantes de la misma dimensión de locura aunque solo por un corto instante previo a la definitiva destrucción. Y esa es “la broma que mata”. Fue esta misma relación amistad-odio planteada Moore la que inspiró a Christopher Nolan para la película “The Dark Knight”.

MenuFooter

PreFooterBlack

Home
+ para leer
Newsletter
Date de alta para recibir las actualizaciones de NEA en tu correo electrónico.

Disclaimermenu

NEA@2013 :: Diseño por NEA